Restauración de mármol

Antes de la intervención

Uno de los últimos retos que nos han surgido en el taller de restauración ha sido la reintegración de una encimera de mármol que forma parte de un aparador- alacena modernista.

Estaba roto en tres piezas y había sido pegado con anterioridad. Retiramos los restos del adhesivo con disolvente y la ayuda de un bisturí, limpiando perfectamente las piezas a unir.

Para la reintegración hemos utilizado una resina epoxi que permite a la vez la adhesión de las piezas y el relleno de faltas en el mármol. Como cargas hemos utilizado polvo de mármol y pigmentos de colores hasta conseguir una mezcla lo más parecida al original. La hemos aplicado en todas las piezas a unir y dejándola fraguar apretando las piezas con gatos hasta el secado total. Ya seco se retiran los restos de resina por medios mecánicos y se lija la pieza nueva con lija al agua. Terminamos el trabajo puliendo todo el mármol.

Preparación de la resina con cargas

La resina ya tiene el tono general del mármol

Comenzamos a aplicarla en todas las superficies a unir

Detalle de la falta de material en la unión. La resina ocupa ese lugar.

Se rellena por encima nivelándola una vez fraguada

Apretamos la unión con gatos para asegurarnos que las piezas unen corecctamente

Detalle de encolado

Ya seca, con ayuda de un formón y bisturí se retiran los restos de resina y se lija la zona con lija al agua

Lijamos el resto del mármol con una finísima lija al agua y se pule con cera

Aspecto final

 

Una vez colocada sobre el aparador parece que la grieta fuera una veta  natural del mármol. La unión es fuerte y resistente.